top of page
  • Foto del escritorTatiana Sánchez Tirado

Abrazar la rotación: una tendencia 2023

Hoy en día muchas organizaciones y líderes se preguntan, cómo hacemos para disminuir la rotación. Y bueno, esto no tiene una respuesta sencilla.

En este blog hablaremos de tres estrategias concretas para abordar la rotación, que sin duda aumentará en 2023.

 

El mundo cambió...y el trabajo también


Indudablemente después del COVID 19 el mundo cambió y las formas de trabajo también. Las personas descubrieron que es posible trabajar de formas diferentes, que les dan más libertad y balance entre su vida personal y laboral. Además, el ser humano se sintió realmente vulnerable y esto hizo que muchas personas resignificaran su sentido en este mundo, así como la forma cómo quieren vivir y trabajar. Y no solo esto, las personas se empoderaron para vivir en consecuencia y muchas, especialmente las más jóvenes, es decir los millennials y la generación Z, ya no temen expresar con claridad lo que esperan de su trabajo, y cuando no lo consiguen no tienen problema con renunciar. De hecho el Reporte del Mercado Laboral de TI revela que casi la mitad de los profesionales en TICs decidieron cambiar de empleo en el 2022. Y varios estudios indicaron que la rotación de personal en Colombia alcanzó más del 40% en 2022, es decir más del doble que en 2021.


En efecto una de las tendencias de talento para el 2023 es Abrazar la rotación, pues al parecer esta no va a disminuir en este año y por el contrario se va a pronunciar la búsqueda permanente de nuevos retos o Job hopping por parte de los empleados, de acuerdo con un reporte de LLYC IDEAS.


3 estrategias para abordar la rotación


Entonces lo primero que creo que deberían preguntarse los líderes cuando se preocupan por la rotación, es ¿Estamos realmente escuchando y comprendiendo lo que necesita y quiere el trabajador hoy? ¿Estamos siendo capaces de satisfacer esas necesidades y anhelos?


Luego de varias reflexiones y lecturas que he hecho en torno a este tema, he obtenido las siguientes claridades:


1: Balance entre la vida personal y laboral


En primer lugar las personas quieren trabajar en lugar en el cual tengan un verdadero balance entre su vida personal y laboral. Y en este sentido hay temas que han adquirido muchísimo valor como por ejemplo la flexibilidad en el manejo del tiempo y los horarios, la posibilidad de trabajar desde cualquier lugar del mundo y de no sentirse obligados a asistir a la oficina para cumplir horas nalga. Por ejemplo un estudio de PageGrup revela que el 29% de los profesionales renunciará si no se le permite seguir trabajando de forma remota. Esto claramente pone en jaque a muchas organizaciones y líderes que siempre han trabajado de formas diferentes porque trasciende el tema de cambiar los procesos e implica trabajar en temas esenciales como la confianza, la flexibilidad, el trabajo por objetivos y la autogestión. Además, pone al líder en un lugar completamente diferente y retador. En este sentido hay cifras interesantes, por ejemplo que las empresas con elevados niveles de confianza han logrado reducir hasta en un 50% su tasa de rotación respecto a organizaciones similares.


2: Plenitud


En segundo lugar, las personas quieren trabajar en un lugar donde puedan ser ellas mismas en toda su expresión, es decir, un lugar donde se respete su orientación sexual, su raza, su ideología, su forma de vestir, sus gustos. Además, un lugar en el que se puedan expresar libremente, donde se sientan escuchados y que sus opiniones sean tenidas en cuenta. Que no haya miedo a cometer errores porque van a ser culpados, juzgados o satanizados, sino que el error se convierta en una oportunidad de mejora o de innovación. Un lugar en el que se pueden tener conversaciones valientes, en el que se puede decir NO sin ser mal visto. En donde no se nos pida de manera tácita llegar al trabajo y ser otros, sino que nos sintamos libres para SER REALMENTE LO QUE SOMOS. Ahora se habla de un concepto que trasciende el engagement por el fullfilment, que tiene que ver con que los empleados se sientan plenos y sintonizados en su lugar de trabajo.



3: Propósito


Y en tercer lugar, las personas quieren trabajar con propósito, sentir que con lo que hacer dejan una huella en el mundo, sentir que su propósito de vida se puede realizar en el lugar donde trabajan. Es decir, el salario ya no lo es todo e inclusive ha pasado a un segundo lugar pues las personas quieren trabajar en organizaciones que los inspire, organizaciones altruistas que estén dispuestas a propiciar transformaciones importantes no solo en su empresa sino también en la sociedad y en el medio ambiente. Organizaciones con personalidad, que cuestionen el statu quo, que se arriesguen a hacer cosas diferentes, en consonancia con lo que realmente necesita la humanidad.

 

En conclusión


Si bien la rotación no disminuirá en el 2023, podemos abrazarla y encontrar en ella una oportunidad, por ejemplo contratando personas seniors a quienes les interese la estabilidad o personas con una alta capacidad de adaptación a entornos cada día más caóticos como el BANI (fragil, ansionso, no lineal, incomprensible).


Es clave que nos preguntemos si estamos escuchando lo que las personas quieren y necesitan de la organización, y en este sentido encontramos tres elementos esenciales: 1. Generar balance entre la vida personal y laboral; 2. Construir condiciones para que las personas se sientan plenas y puedan ser ellas mismas; 3. Contar con un propósito superior que conecte a las personas, estar dispuestos a propiciar transformaciones profundas no solo en la empresa sino además en la sociedad y el medio ambiente.


Esperamos que estas reflexiones te sean útiles y te invitamos a dejarnos un comentario sobre este tema

26 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page